Homeovet: La Página de Homeopatía Veterinaria Argentina // www.homeovet.com.ar
         

I

 
 
 
 
 
 
 
 

 

 
Perros // homeovet.com.ar Cuidados
 

MV Jorge S. Muñoz
Veterinario Homeópata y Cirujano.

Epilepsia en los animales

La epilepsia es un trastorno cerebral caracterizado por la predisposición permanente a generar convulsiones epilépticas y por las consecuencias neurobiológicas, cognitivas, psicológicas y sociales de este trastorno. Tradicionalmente se consideró la epilepsia como un trastorno o una familia de trastornos, más que como una enfermedad, para subrayar que está compuesta por muchas enfermedades y trastornos diferentes.
Los animales, al igual que las personas, pueden tener epilepsia. Para decir que un perro o gato es epiléptico tiene que tener por lo menos dos ataques convulsivos.

Se diferencian dos tipos fundamentales: los trastornos cerebrales y los extracerebrales. Es lo primero que hacemos los veterinarios cuando atendemos un animal epiléptico. Determinar si el problema está en la cabeza o fuera de ella. La diabetes, el hipertiroidismo, los problemas hepáticos y renales, los problemas pancreáticos, las intoxicaciones, problemas infecciosos, la fiebre alta etc. etc. pueden provocar convulsiones. Por ello es fundamental hacer un buen diagnóstico primero.

Descartados los problemas extracerebrales, nos enfocamos al Sistema Nervioso Central.
Es la computadora que rige todo el funcionamiento del cuerpo.
Allí también hay dos posibilidades: una lesión en alguna parte del cerebro y anexos o un problema eléctrico funcional. A veces hay lesiones mínimas por traumatismos, o por acv pequeños o isquemias o congénitamente alguna alteración que produce de vez en cuando una convulsión o puede haber un exceso de energía que para evitar daños cerebrales el organismo la elimina con una convulsión. Es decir que algunas veces las convulsiones son una forma que tiene el cuerpo para autorregularse y en otros casos es un disparador patológico.
Esto pasa en muchos trastornos. La diarrea es un gran ejemplo. Si el animal ingiere o produce un tóxico la diarrea es un medio para eliminarla y hay que respetar eso. En cambio si hay una inflamación intestinal y eso es lo que provoca la diarrea, esta es patológica y hay que frenarla. Un famoso médico de la antigüedad llamado Hipócrates (de allí viene el juramento hipocrático de los médicos) decía que un buen médico se reconocía, si este sabía distinguir entre los síntomas buenos que hay que respetar y los síntomas malos que hay que combatir. Gran disyuntiva que tenemos diariamente en nuestros consultorios.
Si la convulsión se produce porque hay una fiebre muy alta que provoca un aumento peligroso de la temperatura cerebral, la convulsión se produce para evitar ese sobrecalentamiento y el tratamiento no es frenar la convulsión, ni siquiera frenar solamente la fiebre, sino tratar “la causa” por la que se produjo la fiebre alta.
Los tratamientos antiepilépticos tradicionales se basan en drogas que elevan el umbral convulsivo o directamente lo bloquean. A veces lo logran y muchas otras veces solo lo atenúan. La homeopatía es mucho más compleja, ya que se estudia cada caso en forma autónoma, para darle a cada paciente su remedio. Para ello nos basamos en el tipo de convulsión que se produce, que hace antes, como pone la cabeza, los ojos, la boca, las patas, etc. etc... Y la descripción de lo que hace después del ataque. Es por ello que nos apoyamos en el poder de observación del dueño del animal o quien presencie el ataque. O si fuera posible la filmación del ataque, lo que nos da datos muy importantes para luego elegir el mejor remedio homeopático. Si la epilepsia es lesional, es decir producida por una lesión cerebral, debemos recurrir además a las drogas anticonvulsivantes, que se darán a dosis mucho menores junto con su remedio homeopático. Pero si el problema es funcional, que son los casos mas complicados para la medicina convencional, la homeopatía puede llegar a curar definitivamente a este tipo especial de epilepsia. Antiguamente se pensaba que las personas epilépticas estaban poseídas por un demonio y se los exorcizaba.
Ahora la medicina avanzó mucho y podemos determinar que es lo que está pasando dentro de cada paciente.


Será hasta la próxima

Salud y alegría.
Hasta la próxima.

 

 
Leer más artículos sobre perros.
Imprimir artículo
Contacto con Homeovet.com.ar
 
Homeovet: Medicina Veterinaria Homepática
Caracas 595 Tel. 4634-0304