Homeovet: La Página de Homeopatía Veterinaria Argentina // www.homeovet.com.ar
         

I

 
 
 
 
 
Homeopatía para profesionales  // homeovet.com.ar Pseudropreñez
 

MV Jorge S. Muñoz
Veterinario Homeópata y Cirujano.

 

INTRODUCCION

La pseudopreñez, embarazo psicológico o pseudociesis, es un motivo de consulta bastante habitual en nuestros consultorios y por lo tanto merece que nos detengamos a estudiarlo atentamente.
Algunas perras 45 días luego de su celo, comienzan con distintos trastornos que nos llevan a realizar un diagnóstico de pseudopreñez. Durante este tiempo agravan sus cuadros alérgicos, aumentando su prurito, se tornan inapetentes, se ponen agresivas, caprichosas, lo que causa preocupación o malestar en sus dueños.
Muchas veces concurren a la consulta por alguno de estos problemas secundarios y es el veterinario quien debe descubrir la verdadera causa.

Debemos estar atentos en las perras que tienen anorexia, cambiaron su conducta o incrementaron sus síntomas previos: prurito, vómitos, dolores etc.

Debido a que estadísticamente este trastorno se presenta en un alto porcentaje, es importante incorporar en la anamnesis la pregunta de cuando tuvo el ultimo celo y tratar de precisarlo y en nuestra revisación clínica sistematizada revisar bien las mamas.


Cada vez que revisemos a una perra debemos palparles las mamas buscando: nódulos, fibrosis, mastitis o mastosis y la presencia de leche.

¿Es una patología?
Los patólogos no se ponen de acuerdo sobre este punto. Al parecer es una carácter atávico que tienen algunas perras, algo así como el quinto dedo. Sería algo fisiológico y no patológico. Pero evidentemente genera un trastorno.
Uno se enferma de lo que puede y no de lo que quiere. No todas las perras pueden hacer una pseudopreñez.
Debemos también diferenciar tres tipos distintos:
1. La que simula una preñez verdadera
2. La que simula el momento del parto
3. La que tiene solamente lactancia y permanece mucho tiempo

Historia

La pseudopreñez fue tratada a lo largo de la historia de la clínica de pequeños animales de diferentes maneras. En mi libretita de machetes cuando cursé pequeños decía: “Colocar paños fríos con vinagre en las mamas, inyectar testosterona (Testovirón depot) y decirle al dueño que la rete”.
Luego se utilizó prostaglandina y también bromocriptina, pero traían muchos problemas secundarios y dejaron de usarse.
Hoy en día prácticamente no se utiliza nada o solamente algún placebo y los mencionados paños fríos.

El frío lo que hace es primero lograr una vasoconstricción y luego una vaso dilatación refleja que da hiperemia y calor. (recuerden cuando toman un cubito con la mano, al poco tiempo quema). Por lo tanto el lo mismo usar frío o calor. En verano usen paños fríos y en invierno paños calientes.

Algunos tratamientos utilizados para este problema generaron mayores problemas y no resolvieron nada. Recuerdo el Ablacton (estrogeno), que incluso en animales sensibles producia una intoxicación grave, algunos animales morían con terribles hemorragias.

Decirle a los dueños de perras muy mimadas, que las reten, que las traten mal, que les provoquen un stress, para cortarles este estado, no es muy aconsejable.
Algunos pueden llegar a pensar que uno es un sádico.

En los últimos años, probablemente debido a que el problema es de dificil resolución, se procedió a eliminarlo de la bibliografía y en los Kirk, Ettinger, Veterinary Clinics y en otros libros de clínica la psedopreñez no existe.

La pseudopreñez se produce en un tipo especial de perras.

Definición

El ciclo reproductivo de la perra es único entre los animales domésticos pues es monoéstrico. Tiene un ciclo estral en un ciclo reproductivo, con duración promedio de 6 meses. Los órganos genitales pasan por todos los cambios del ciclo reproductivo, independientemente de si se aparea o no y con todos los cambios hormonales asociados. Debido a que la perra ovula espontáneamente, los cuerpos lúteos se desarrollan a partir de los folículos de De Graaf rotos lo que da lugar a una fase progestacional de duración variable cuando el animal esta bajo influencia lútea, esto es, en el metaestro.
Aceptando que la perra ha ovulado, estará bajo la influencia lútea durante un periodo de 6 a 10 semanas. El cuerpo lúteo debe involucionar aproximadamente a los cuarenta y dos días, aunque puede persistir más tiempo.
No hay fase de diestro y después del metaestro viene el anestro que tiene una duración promedio de 15 semanas.
En algunas perras hay poca o ninguna signología detectable en el metaestro, pero una gran proporción muestra claros signos, con grados variables de anormalidad. Los distintos autores no se ponen de acuerdo sobre si es o no patológico. Por lo menos, estos signos pueden resultar incómodos produciendo al menos un problema para los dueños y un agotamiento para el animal. Por lo general recurren al veterinario .
Aunque esta condición se elimina sola, su duración es variable y la ansiedad de los propietarios hace que debamos tratarla.
Como los tratamientos convencionales tienen muchos problemas secundarios indeseables, recurrimos a las fórmulas homeopáticas naturales.

Diferentes tipos

Aunque en términos generales se considera a la pseudopreñez como una entidad clínica única, pueden detectarse varias manifestaciones por lo que el tratamiento se ajustará al tipo involucrado.
Tipo I. Síntomas que sugieren preñez
En algunos casos la pseudopreñez puede confundirse con una preñez verdadera. En el anecdotario de muchos profesionales existen casos en donde una perra preñada con fecha de parto sugerida resultó una pseudopreñez y alguna pseudopreñez resultaron unos hermosos seis cachorros.

¿Cómo es nuestra perra de tipo I?
Inmediatamente después de terminado el estro la perra muestra varios cambios:

1. Aumento de apetito.
2. Cambios de conducta: Pereza, pérdida de interés por el ejercicio y aumento en las manifestaciones de afecto.
3. Aumento de peso generalizado o localizado (distensión abdominal). Esta se presenta mas rápidamente que en la preñez.
4. Hipertrofia de las mamas. No se da siempre.
5. Descarga vaginal. Es rara pero en algunos casos puede ser profusa.

En la mayoría de los casos de este tipo, la distensión abdominal desaparece aproximadamente el día 49 después del estro. Los dueños piensan que tuvo un aborto y se lo comió. Aunque se han descripto cambios uterinos que ocurren durante el metaestro, tal descripción es insuficiente para explicar la desaparición repentina de dicha distensión. Es obvio que está relacionada con la regresión del cuerpo lúteo entre los días 42 y 49.

Tratamiento convencional: Según Jones y Joshua (1) no es satisfactorio.
Se usan andrógenos: Delmadinona.
Aun sin el apoyo de estadísticas que comprueben la siguiente hipótesis, observaciones clínicas sugieren que el paciente con pseudopreñez de tipo I, es el que tiene predisposición a la piómetra.

Tratamiento natural
Se utiliza la fórmula de Inhibición láctea (lac can): diez gotas (medio gotero) tres veces por día sin importar el tamaño del animal.
Si los cambios psicológicos son marcados se da la Fórmula de Pseudopreñez, diez gotas (medio gotero) una o dos veces por día sin importar el tamaño del animal.

Si la perra está muy nerviosa, ansiosa, histérica etc, en cualquiera de los tipos de pseudopreñez se le dará la Fórmula tranquilizante (valeriana): Una gota por kilo de peso una o dos veces por día.

Tipo 2: Presentación tardía de síntomas de comportamiento

Las perras de esta categoría muestran cambios en su conducta, observables hasta los días 56-63 después del estro e incluso posteriores en algunas ocasiones. Se comportan como si fueran a parir, están intranquilas, no desean salir ni a pasear y en especial “hacen nido”. Algunas buscan un lugar solitario y si se las observa con atención se notará que hacen esfuerzos débiles de pujo; consecutivos a un cambio en el comportamiento de lactancia, donde la perra toma objetos, los coloca en su lecho y los abrasa con una postura maternal típica. En algunas perras, el primer signo es el comportamiento maternal. Con frecuencia ocurren molestias psicológicas y puede haber o no lactación.

Tratamiento convencional:
Hormonal: Uso corto de estrógenos. 2 a 5 mg de estilbestrol oral dos veces al día por cuatro días, No más días ni más dosis a lo sumo 10 mg en perras grandes. (1)

Tratamiento natural:
Como el síntoma principal es el psicológico se da la Fórmula Pseudopreñez: diez gotas dos veces por día. Con o sin la Fórmula tranquilizante.
Si hay lactancia la Fórmula de Inhibición láctea.

Manejo: El libro de Reproducción canina de Jones y Joshua dice. “Al contrario de lo que la mayoría de los dueños hace, se debe desalentar el comportamiento materno. No darles material para el nido, evitar el ingreso al área restringida para el parto., Restringirle comida y si persiste la lactación los fluidos. Debe animarse a la perra a que haga ejercicio, sobre todo fuera de la casa”
Nosotros somos partidarios de tratar caso por caso y usar el sentido común.

Tipo 3: Perras que lactan
Este tipo de pseudopreñez es el que vuelve loco a los que dicen que en quince días la producción de leche se retira sola.
Las perras, generalmente Daschund (aunque no únicamente), tienen una lactancia que puede durar 3 meses. Las mamas se hinchan, se llenan de leche y esto hace que la perra arrastre sus mamas por el piso y vaya perdiendo leche continuamente.
Son las madres sustitutas ideales en un criadero.

Tratamiento convencional.
Hormonas: estrógenos o bromocriptina si uno se anima a regular bien la dosis para disminuir los efectos colaterales.
Algunos le restringen la ingesta de sólidos y de agua, cosa que no recomendamos como rutina.

Tratamiento natural: Se da la Fórmula de Inhibición láctea.


Tratamiento hormonal de la Pseudopreñez
La diferencia entre un medicamento y un tóxico es la dosis, dependiendo de la sensibilidad individual.

Reproducimos unos párrafos del libro de Reproducción Canina de Jones
“El conocimiento de los cambios hormonales complejos que ocurren durante el estro metaestro y anestro, esclarece las dificultades del tratamiento de la pseudopreñez.
Es obvio que los tratamientos con estrógenos y testosterona, que en ocasiones resultaron no pueden considerarse ni lógicos ni específicos, excepto posiblemente en periodos muy cortos. Terapias más lógicas tuvieron éxito limitado debido a lo complejo de la etiología de este cuadro.
Se ha encontrado que las prostaglandinas por su efecto luteolítico tienen resultado, pero los laboratorios aún no la recomiendan.
Los efectos secundarios como las contracciones del músculo liso y que el cuerpo lúteo en el metaestro se transforma en resistente a las luteolisinas hace este tratamiento solo transitorio.
El uso de antiprolactinas para el tratamiento específico de los síntomas de lactación en pseudopreñez. La bromocriptina tiene poca eficacia e induce variados efectos colaterales tóxicos. Algunos autores han ajustado la dosis al mínimo y lograron éxitos terapéuticos.”


Existen animales muy sensibles a las drogas y otros muy poco sensibles.

El uso de anticonceptivos como el acetato de delmadinona o el acetato de megestrol han sido utilizados para este propósito. En ninguno de estos casos el tratamiento se lógico.
La evidencia sugiere que es particularmente imprudente castrar a las perras inmediatamente después de la supresión de la pseudopreñez por este método, ya que existe tendencia a la recurrencia de los signos, en especial la lactación.

Cirugía
“Si se decide en casos muy graves realizar la ovario histerectomía, ésta debe hacerse en anestro y en animales mayores de 3 años.
En individuos en los que no se puede suprimir la lactación antes de la operación, debe tomarse el pronóstico como muy reservado.
Particularmente no aconsejo la cirugía en casos de pseudopreñez debido al efecto supresor que puede en caso de animales particularmente sensibles, desarrollar problemas secundarios graves.

Trastornos secundarios a una pseudopreñez

Uno de los trastornos más importantes que puede dar una pseudopreñez reiterada es la retención de leche, la formación de displasias mamarias y la formación a partir de ellas de tumores mamarios.
Por lo tanto es muy importante realizar un control clínico del animal una vez que terminó con su pseudopreñez, para detectar estos problemas.
Una gran ayuda brinda la Fórmula de Mastitis crónica, ya que elimina los nódulos de retención láctea y evita problemas mayores. Se debe dar dos veces por día durante dos o tres meses hasta que el problema se elimine.
En caso de mastitis aguda, con los signos de la inflamación, sobretodo dolor y calor y los ganglios inflamados, debemos dar la Fórmula de Mastitis aguda. Cuatro veces al día, hasta que cedan los síntomas. Pero este trastorno es raro.
Los cambios de conducta que trastornan mas al dueño que a la perra, se mejoran con la Fórmula de Pseudopreñez y en casos especiales con la Fórmula Tranquilizante.

Aclaración
¿con los medicamentos homeopáticos se pueden usar antibióticos o corticoides u otros medicamentos comunes?

La respuesta es sí, debido a que la fuerza que tienen las altas diluciones se sobrepone a cualquier competencia. Pero el inconveniente radica en que nos sabremos cual es el que actuó.

Conclusión
La Pseudopreñez no es una enfermedad, sino una manifestación quizás atávica, de la forma grupal en que vivían los ancestros de nuestras perras domésticas.
Un dato importante es que perras que no tenían pseudopreñez, al tratarlas homeopáticamente debido a alguna enfermedad, cuando se curan de esa enfermedad, comienzan a tener pseudopreñez luego de cada celo. Por lo tanto lo tomamos como un indicio de salud.
Por lo tanto no debemos suprimirla.
Los medicamentos homeopáticos no suprimen sino que aceleran el ciclo de producción láctea y cambios hormonales dándoles un fin fisiológico a un trastorno fisiológico.

Bibliografía.
Problemas Clínicos de la Reproducción Canina. Edward Jones y Joan O. Joshua. Ed. Manual Moderno.
Pharmacological control of reproduction cycles. Lamming, Foster y Bulman. Vet Rec.
Some clinical aspects of problems associated with oestrous and its controls. Mann. Small Animal Practice
The patholoy of the canine genital tract in false pregnancy. Whitney. Small animals practice.
The response of the bitch to treatment with medroxi progesterone acetate. Withers and Ehitnehy.
Precis de Therapeutique homeopatique veterinaire. M. Pigot. G. Doin. Paris.

 
Leer más artículos sobre Homeopatía para Profesionales
Imprimir artículo
Contacto con Homeovet.com.ar
 
Homeovet: Medicina Veterinaria Homepática
Caracas 595 Tel. 4634-0304